Lo más grande que un ser humano puede experimentar es el estar en la
presencia de Dios, ante su trono y saber que el Rey de reyes te está
contemplando... el Señor mirándome a mí ¡ es lo máximo¡.

El alabar a Dios es mi sacrificio, mi ofrenda y mi altar, cuando uno conoce y
experimenta la presencia y el amor de Dios nunca más quiere salir de ella.

La alabanza a Dios está más allá de una canción, es un diálogo, es una
oración que sale de lo más profundo de tu corazón entre tú y Él. Lo que Jesús
hizo por mí fue un sacrificio por amor y desde que Él murió hasta que yo
nací ha pasado mucho tiempo.

Si quieres ser un verdadero adorador prepárate para pasar por momentos
muy  difíciles, porque Él va a comprobar hasta dónde alcanza el amor que
tú tienes por Él, no le des sólo tus dones naturales sino que Dios espera una
vida sacrificada para Él.

Señor te amo con todo mi corazón, deseo verte y estar a tu lado, pues mi deseo
es ir de gloria en gloria y sentir tu preciosa presencia siempre junto a mí."
/ Inicio / / Biografia / / Discografia / / Musicales / / Music Store / / Galerias / / Videos / / Contacto /